La Unión Europea, Educiac y SiKanda lanzan proyecto para la inserción social y laboral de las juventudes en Oaxaca y San Luis Potosí

by admin

10 06, 2020 Notas de proyectos

DYS_UE_SAVETHEDATE_COMPAS_JOVEN_PORTADA_FACE_CHAVA

La Unión Europea, Educiac y SiKanda lanzan proyecto para la inserción social y laboral de las juventudes en Oaxaca y San Luis Potosí.

Con el objetivo de  fortalecer a organizaciones de la sociedad civil (OSC), promover el reconocimiento de las personas jóvenes como sujetas de derechos y generar condiciones favorables para que accedan a trabajos dignos, la Unión Europea (UE), junto con Educación y Ciudadanía A.C. (Educiac) en San Luis Potosí, y Solidaridad Internacional Kanda A.C. (SiKanda) en Oaxaca, lanzan el proyecto “Compás Joven: Inserción social y laboral de juventudes en situación de vulnerabilidad en Oaxaca y San Luis Potosí”, con un enfoque multiactor, territorial, de género y de derechos.

La presentación se realizó este martes 6 de octubre de 2020 a las 10:00 horas (Ciudad de México), a través de una transmisión de Facebook Live desde la cuenta oficial de la Delegación de la Unión Europea en México (@UEenMexico). En el evento participó Jean-Pierre Bou, Encargado de Negocios a.i. de la Delegación de la UE en México, Nydia Morales de Educiac A.C., José Carlos León Vargas y Bárbara Lazcano de SiKanda A.C., y Fátima Velázquez Romo, como parte del Consejo Asesor Juvenil del proyecto.

Con un financiamiento de 900,000 euros por parte de la UE, el proyecto beneficiará en los próximos 4 años a 7,000 personas jóvenes en situación de vulnerabilidad en las regiones Mixteca, Valles Centrales y Costa de Oaxaca, así como en las zonas Centro, Media y Huasteca de San Luis Potosí. El proyecto trabajará adicionalmente con 100 OSC, 70 actores del sector privado incluyendo MIPyMES, 160 autoridades locales y 12 instituciones del sector educativo.

Trabajar en favor de la inserción socio-laboral de las juventudes es particularmente relevante debido a los desafíos particulares que enfrentan los jóvenes para el pleno desarrollo de sus capacidades, la participación efectiva y la garantía de sus derechos. En 2019, la tasa de desocupación juvenil ya era mayor a la media nacional y las juventudes desocupadas representaban 60% en San Luis Potosí y 50% en Oaxaca. La crisis derivada de la pandemia de COVID-19 acentuará aún más las dificultades que enfrentan las y los jóvenes para incorporarse a la vida laboral en condiciones dignas y seguras. Frente a la situación actual de la pandemia, el proyecto cobra mayor relevancia y se plantea como una alternativa para acompañar a las juventudes en la búsqueda y creación de empleo digno.

Adicionalmente, las mujeres jóvenes enfrentan retos significativos por la condición de género. Las mujeres continúan realizando la mayor parte de los trabajos del hogar, lo que repercute en sus posibilidades de búsqueda de empleo y propicia que la tasa de participación laboral femenina en México sea de las más bajas de la región.

Cabe destacar que las juventudes tendrán una participación central dentro de las acciones del proyecto. A través de la conformación de un Consejo Asesor Juvenil, las y los jóvenes participarán junto con distintos actores del sector privado, academia, OSC, autoridades locales, e instituciones del sector educativo. De esta forma, el proyecto Compás Joven propiciará espacios de reconocimiento de la problemática e identificación de estrategias multiactor que fortalecerán la inserción social y laboral, y que generarán propuestas de políticas públicas pertinentes con un enfoque de género y de derechos humanos.

Leer nota completa en la página web de la Delegación de la Unión Europea en México

Leer más

Posicionamiento Causas Ciudadanas

by admin

09 02, 2020 Boletines de prensa

Ciudad de México, a 1 de septiembre de 2020

El gobierno debe garantizar y fomentar los derechos de asociación, reunión pacífica y libertad de

expresión para promover el desarrollo integral del país

● Los tratados internacionales de derechos humanos reconocen el acceso a recursos financieros como parte fundamental del derecho de asociación.
● La estigmatización de los grupos organizados de derechos humanos aumenta el riesgo de amenazas, hostigamiento y violación de sus derechos.
● Las OSC debemos cumplir con diversas obligaciones legales y fiscales que rindan cuentas del dinero que recibimos, otorgamos y erogamos.

Te invitamos a descargar el Posicionamiento completo

Leer más

Para que las juventudes no den marcha atrás en sus derechos conquistados

by admin

08 13, 2020 Notas de interés

Sliderjuve

.

Para que las juventudes no den marcha atrás en sus derechos conquistados.

Este año, la contingencia derivada por el Covid-19 aceleró los análisis que generalmente se colocan en del día internacional de las juventudes. A los pocos días de la declaración de alerta sanitaria en México, fue evidente el recrudecimiento de la precarización en la vida de mujeres y hombre jóvenes. Pero la pandemia también evidenció los fallos, omisiones y obsolencias de políticas públicas con bases adultocéntricas, que se reproducen desde hace décadas y sin respaldo de los grupos a quienes se dirige. Ante esta situación, corresponde a instituciones y actores sociales replantear, innovar y ejecutar acciones con perspectiva de juventudes que signifiquen oportunidades inmediatas para que mujeres y hombres jóvenes surjan resilientes ante esta crisis.

     Antes del confinamiento la brecha de desigualdad que experimentaban las juventudes ya era alarmante, sobre todo por la discriminación por condición de edad, según la Encuesta Nacional sobre Discriminación (ENADIS), en 2017. Prejuicios como irresponsabilidad, inexperiencia, conflictividad les convierten en blanco de discriminación, exclusión social, económica y política, que se refleja cuando las personas deciden no alquilar un bien, negar un empleo, disminuir el salario, así como solicitar una patrulla si ven a un grupo de personas jóvenes en la vía pública. Eso sin contar problemas como el reclutamiento para actividades criminales, la oferta de sustancias psicoactivas ilegales, la trata de personas, la migración, que recrudecen los contextos de las juventudes, indígenas, rurales, campesinas y de zonas urbanizadas. Tan solo en 2017 teníamos conocimiento de la disminución del empleo formal de 58,6% (2009) a 57,2% (2017) de acuerdo con CONEVAL y en 2018 plataformas como Uber, Rappi, entre otras, aparecieron como alternativas de empleo pero con una contribución alta a la precarización laboral por la ausencia de seguridad social.

     Las mujeres jóvenes además, denunciaban la violencia de género en todos los espacios, privados y públicos, como escuelas, calles, instituciones y el ámbito laboral. El impacto de esta violencia se refleja cuando nuestro país se coloca en la tasa de participación femenina más baja de Latinoamérica (OIT, 2018). Mientras que términos como “ninis”, además de estigmatizantes, omitían que son las jóvenes quienes enfrentaban 4 veces más probabilidad de caer en dicha categoría que los hombres (OCDE, 2016). Y a la par, políticas como “Jóvenes Transformando el Futuro” tampoco mostraron sensibilidad frente a la brecha de género, pues se vinculó a las mujeres jóvenes con oficios de cuidado, reforzando roles de género (REDefine, ILSB 2019), o bien, sin facilitar la vinculación a servicios de atención, como guarderías gratuitas para las mujeres que realizan labores de cuidado (CEEY 2019). Además de las dificultades para atender el alto índice de embarazo adolescente y la presencia de autoridades que violan los derechos sexuales, reproductivos así como el estado laico.

     Años atrás se proyectaba la necesidad de atender problemas concretos de las juventudes. En 2016, el documento ¿Qué funciona y qué no en el desarrollo laboral juvenil? Destacó que el 42.9% de personas jóvenes en México vivían pobreza y entre las causas principales de este problema se encontraban la ausencia de experiencia laboral, la baja calidad del nivel educativo, la deserción escolar, el escaso desarrollo de habilidades socioemocionales, condiciones que se suman a la avalancha de causas que engrosan la pobreza.

    Durante la cuarentena la vulneración a las juventudes es imposible obviar. El diario Whashington Post señaló, en abril, que para los países en desarrollo no aplicaba el supuesto de que el virus solo mata a personas adultas mayores, pues personas jóvenes morían también o sobrevivían bajo secuelas graves[1]. Documentó que en México un cuarto de decesos por Covid-19 eran de personas entre 25 y 49 años. Esto coincide con los reportes del gobierno federal donde los rangos de edad más altos con personas enfermas por Covid (hospitalizadas o ambulatorias) están entre los 25 y 69 años[2]. Los reportes sobre SLP también aumentan en los casos ambulatorios en un rango de 25 a 49 años, mientras que en personas hospitalizadas de 55 a 64 años.

     Si bien, la normativa sobre juventudes determina que el rango de edad es de los 12 a 29 años, tampoco existe diferencia sustancial entre quienes van de los 30 a los 49 años de edad, pues tampoco es que automáticamente accedan a derechos como el empleo, seguridad social, o posibilidades para quedarse en casa durante una cuarentena. Y es que los derechos no asegurados para las personas cuando son jóvenes impactan también en su etapa adulta, por eso sus problemas nos impactan, incluso si no estamos en esa categoría.

     El daño que el Covid genera sobre personas jóvenes no se debe a una mutación del virus en los países en desarrollo o empobrecidos, sino a las condiciones estructurales que ya limitaban la vida de las juventudes y les impiden poseer una salud integral que les permita resistir el azote del virus. La pobreza también impide prevenir, de mejor manera, el contagio por el virus. Coneval anunció en mayo de 2020, que la pobreza oscilará entre 6.1 y 10.7 millones de personas y quienes en 2018 no eran pobres ahora están en riesgo de serlo. Y en esta posibilidad, las mujeres continúan en mayor desventaja, pues sus condiciones de trabajo, de por sí precarias, se vuelven extremas con el aumento de horas laborales en casa, el trabajo remoto, las labores de cuidado y con ello los riesgo de contagio se acrecientan. Esta información se puede proyectar con la herramienta de visor geoespacial de la pobreza y la Covid-19 en los municipios de México , elaborado por el mismo Coneval que integra datos como sexo, edad, pertenencia indígena, etc para dar cuenta de los grupos poblacionales más afectados y sus condiciones[3].

     UNFPA resalta la crisis que enfrentan las juventudes y las condiciones que giran en torno a la pobreza. Entre ellas la escasa sensibilidad de muchas instituciones educativas para comprender la incertidumbre y las carencias materiales de sus estudiantes, la dificultad para alentar la formación escolar incluso en tiempos de pandemia, o para acompañar las nuevas formas de educación a distancia y ofrecer alternativas en espacios donde no existe internet, equipos de cómputo o televisiones. Otras medidas de los gobiernos resultaron en acciones de represión, violaciones a derechos humanos (como el libre tránsito o la no discriminación) como los casos de detenciones arbitrarias  y sus efectos ocurridas en Tijuana, Baja California; Ixtlahuacán de los Membrillos, en Jalisco y; en Ciudad Juárez, Chihuahua. Situaciones que parecen no ser suficientes pues las medidas violatorias a derechos humanos (como el tránsito o la no discriminación) continúan aprobándose bajo pretexto de pandemia, e incluso cuando la federación señala que el territorio mexicano no es un estado de excepción y no se requieren desplegar acciones de Seguridad Pública para atender el problema sanitario.

     Las alertas de violencia de género no desaparecieron con el Covid, por el contrario, el consumo de pornografía infantil aumentó en el país y la trata de mujeres encuentra alternativas en las redes para enganchar y desaparecer mujeres. Igual de lamentable es no prever la atención de los problemas psicosociales de las personas jóvenes, aquellos que existían antes de la pandemia y los que surgirán. Es preocupante colocar atención a ofrecer alternativas para que las personas jóvenes no interrumpan sus trayectorias de vida.

     Como sociedad civil ocupamos apelar a la creatividad que caracteriza nuestras intervenciones en territorios para continuar haciendo lo que hacemos y prevenir el contagio del virus. Es necesario confiar en que podemos fortalecernos entre nosotras para que los recursos y acciones se traduzcan en oportunidades inmediatas para las personas en mayor rezago, entre ellas las jóvenes. Frente a la crisis que proyectan los analistas, existe otro discurso y reitera que hacer frente a este problema requiere que las personas reconocidas como sujetas de derecho y en colaboración para sostener lo comunitario y construir oportunidades de impacto inmediato.

     Ahora es más necesario tejer puentes de colaboración con actores gubernamentales, el sector privado y la academia que muestren interés por revertir la brecha de desigualdades. Estamos a tiempo para abrevar de la experiencia, mirar y encontrar soluciones de intervención en esos diagnósticos, evaluaciones a políticas e investigaciones que dan cuenta de las necesidades de las juventudes en cada territorio del país, para luego situarlos en el contexto de pandemia.

     A todos los actores de la sociedad civil que generamos espacios para que las personas jóvenes se reconozcan como agentes de cambio y sujetos de derecho, este año nuestro trabajo requiere alta colaboración y diálogo intergeneracional para no aceptar una cuarentena con personas jóvenes en depresión, incertidumbre e inestabilidad para acceder a derechos básicos, como la alimentación, salud, educación y vivienda. Desde acá nos sumamos, acompañamos y continuamos trabajando para que las juventudes no den marcha atrás en sus derechos conquistados.

[1] Embolias derivadas de coágulos en el cuerpo, fallas renales, cardiacas o pulmonares.
[2] El gobierno de la CDMX señaló, en julio, que la mayoría de personas fallecidas oscilaban entre 35 y 55 años.
[3] Puede aprender a consultar los datos con esta información https://www.youtube.com/watch?v=_t6Haz2rYn8&feature=youtu.be

Leer más

Informe Encuesta: “Sociedad civil organizada frente al COVID-19. Impacto, retos y acciones de resiliencia”

by admin

08 12, 2020 Informes de resultados

Introducción
La encuesta Sociedad civil organizada frente al COVID-19. Impacto, retos y acciones de resiliencia es un proyecto impulsado por el grupo Causas Ciudadanas el cual está integrado por 21 organizaciones, redes y colectivos de distintas entidades federativas del país. El objetivo de Causas Ciudadanas es contribuir a mejorar el entorno en el que se desarrolla sociedad civil organizada (SCO).
El objetivo general de la encuesta fue conocer de qué manera la contingencia sanitaria COVID-19 ha impactado en el quehacer de la sociedad civil organizada. De manera específica, el instrumento buscó obtener información sólida de los aspectos de operación interna y externa de SCO, identificar los principales cambios y necesidades de SCO y de la población con la que se relacionan, así como identificar las acciones emprendidas para contribuir a las problemáticas sociales derivadas de la contingencia sanitaria. El diseño de la encuesta se realizó en el mes de abril, la implementación y difusión comenzó el 8 de mayo y concluyó a finales del mismo mes. Durante junio y julio se realizó la sistematización y el análisis de los resultados.

Descarga el informe ejecutivo

Leer más

Convocatoria “Fortalecimiento de la sociedad civil de San Luis Potosí para el desarrollo local”

by admin

07 31, 2020 Programas y proyectos

Convocatoria Cerrada

"Fortalecimiento de la sociedad civil de San Luis Potosí para el desarrollo local”

ConvocatoriaCerrada

.

ConvocatoriaAnexo I. Propuesta de SíntesisPreguntas y respuestas

Antecedentes

México requiere acciones urgentes para reducir las brechas de desigualdad y superar la exclusión. San Luis Potosí se encuentra en un área geográfica con poblaciones que, por condición etaria, de sexo y de pertenencia étnica, viven en situación de pobreza, ausencia de seguridad social, servicios básicos, carencia alimentaria, rezago educativo, así como violaciones sistemáticas que obstaculizan el ejercicio de sus derechos humanos. Estas situaciones se agravan ante el contexto de emergencia sanitaria a causa del COVID-19.

Frente a estos problemas, los grupos de la sociedad civil organizada juegan un papel fundamental para promover la cohesión social y el desarrollo local. Su trabajo aporta a la recuperación del tejido social para el bien común, el desarrollo incluyente y respetuoso. A través de su trabajo se convierten en agentes principales de liderazgo para la transformación positiva de comunidades y personas. A su vez, estos grupos de la sociedad civil organizada también enfrentan necesidades como el fortalecimiento de conocimientos, capacidades temáticas, institucionales, organizativas, administrativas y de gestión, para impulsar Proyectos Sociales y de Desarrollo Local (PSyDL) de manera efectiva frente a las poblaciones con quienes trabajan. En este contexto, el proyecto “Fortalecimiento de la sociedad civil de San Luis Potosí para el desarrollo local”, impulsado por Educación y Ciudadanía A.C. (Educiac), en el marco del Programa temático Organizaciones de la Sociedad Civil y Autoridades Locales 2014-2020 y de la iniciativa de la Unión Europea para “Fortalecer la acción de la sociedad civil para un México incluyente”.

Lee la convocatoria completa aquí.

Leer más

Empleos falsos como forma de enganche en la trata de personas

by admin

07 30, 2020 Notas de proyectos

nota imagen2

.

30 de julio, Día Mundial contra la Trata de Personas

Empleos falsos como forma de enganche en la trata de personas

.

Erradicar la trata de personas requiere garantizar, respetar y proteger derechos humanos (trabajo, seguridad social, salud, educación, alimentación y vivienda), condiciones mínimas para que las personas puedan desarrollar la vida. Sin embargo, arrastramos décadas de violaciones a derechos, mismos que favorecen otros problemas con efectos incuantificables, no solo para las víctimas, también para sus familias y comunidades.

       Organismos internacionales que documentan los efectos de la trata de personas (como la Oficina contra la Droga y el Delito de las Naciones Unidas y la Coalición contra la Trata de Mujeres) señalan que una de las formas de enganche es la oferta de falsos empleos. Esta situación se incrementa cuando las comunidades enfrentan problemas estructurales como escasez de empleos, inestabilidad económica y violencia contra grupos específicos.

     La pandemia por el Covid-19 no solo trajo consigo decesos por el virus, también colocó de frente las condiciones precarizadas del empleo y la desatención a la garantía de un trabajo digno. En este contexto la trata de personas se cuela entre millones de personas sin derechos básicos y con escasas alternativas para emplearse. Por eso, en el marco del Día Mundial contra la Trata de Personas es fundamental recordar la urgencia de redoblar esfuerzos y generar redes para alertar a las personas, ofrecer alternativas de erradicación del problema y asegurar el empleo digno. 

     Actualmente muchos trabajos, formales o informales, se suspendieron o perdieron para aminorar un problema de salud, sin considerar alternativas para compensar esas ausencias o las mejoras de empleos de por sí precarizados. Este escenario se presenta como ideal para que tratantes o redes de trata se anuncien en letreros en las calles o en redes sociales para ilusionar con empleos bien pagados, flexibles en horarios y dificultades para emplear a personas menores de edad. La Secretaría de Gobierno de México señala que los tratantes estudian los deseos y carencias de las personas que pretenden reclutar para luego persuadir con discursos o acciones que formen un vínculo de confianza entre quien engancha y la víctima.

     En México, es altamente probable que el enganche ocurra sobre todo cuando, organismos como el Observatorio de Trabajo Digno reportan que,  casi 32 millones de personas no perciben lo suficiente para adquirir la canasta básica para dos personas; 34 millones carecen de acceso a la salud; 18 millones tienen empleo sin contrato, indemnización, prestaciones o defensa en caso de despido injustificado. En la trata de personas las víctimas que engrosan las cifras son mujeres, niñas, niños y personas jóvenes pues son quienes resultan más vulnerables ante los problemas emergentes, por ejemplo, en el contexto del Covid19, el porcentaje de mujeres en situación de precariedad se duplicó en el país, esto, además del trabajo doméstico no remunerado que continúan ejecutando en sus hogares y que aumentó frente a las medidas sanitarias.

     Trabajo Digno señala también que las juventudes enfrentan, en comparación con las personas adultas, el doble de desempleo, desigualdad salarial, ausencia de seguridad social e inestabilidad en la contratación. 

     En tiempos de Covid-19, las personas con enfermedades crónicas o adultas mayores son una población vulnerable ante la enfermedad, mientras que las mujeres y personas jóvenes sin empleo o que viven “al día” corren un alto riesgo ante el enganche para la trata de personas. Esto frente a un sistema de educación, de seguridad pública y de asistencia social que no logran empatizar, o dimensionar siquiera, las dificultades que atraviesan personas jóvenes, mujeres, niñas y niños para encarar los problemas que trajo la pandemia.

     Frenar la trata de personas implica que distintos actores asuman tareas.

· Las organizaciones de la sociedad civil pueden prevenir y difundir información entre las personas y sus comunidades para reducir las formas de enganche.

· A los gobiernos, en sus distintos poderes y niveles, les compete por obligación frente a los derechos humanos, la prevención, atención, sanción, reparación y erradicación de la trata. Otra tarea es favorecer la confianza ciudadana para la denuncia del delito, tarea que el estado debe abanderar, así como la garantía de derechos fundamentales para que las comunidades se fortalezcan y se reduzca el impacto de la explotación de personas desde la trata.

· Es urgente que, ante el desempleo, las instancias del trabajo acerquen opciones para desplazar el impacto de los falsos empleos en las calles y las redes sociales. Las instancias encargadas de transversalizar las perspectivas de juventudes, género e interculturalidad son fundamentales para lograr la inclusión de estas poblaciones y su salida de la marginación. A las instancias de seguridad y justicia les compete la atención jurídica pronta para las personas, familias y comunidades afectadas por la trata o la explotación. Mientras que, para las instancias encargadas de brindar asistencia social, erradicar la trata, implica no sólo conocer el tema, también generar medidas para brindar derechos fundamentales y favorecer el reconocimiento de las poblaciones más desfavorecidas como titulares de derechos.

· Las personas y las comunidades tambien pueden generar estrategias de autocuidado frente a la trata de personas, una forma es difundir la información a sus círculos cercanos, dialogar sobre el problema y las formas de enganche que se han documentado.

Una de esas formas de enganche es la oferta de falsos empleos y algunas alternativas para evitar más víctimas en la trata son:

· Verifica que la publicidad muestre datos de la empresa que contrata. En ocasiones solo se señala “por apertura empresa solicita” y esto impide que las personas hagan una búsqueda alternativa para identificar si la empresa es real, su ubicación, su historia y otros datos.

· Consulta en redes sociales o en el buscador, los datos de la empresa contratadora para confirmar si la oferta es real, o si existen denuncias acerca de la empresa como un falso empleo.

· Algunas veces, los falsos empleos solicitan discreción, persuaden para citar a las personas solas, o realizan citas en lugares poco convencionales (lugares aislados, con mínimo tránsito, frente a establecimientos que no se vinculan al empleo, en avenidas de rápido acceso o espacios que no son el lugar donde se desarrollará el trabajo).

· Si la persona que solicita el empleo no ofrece detalles de las actividades, del lugar de trabajo y solicita disposición para cambiar de residencia, puede ser un falso empleo.

Este 30 de julio, desde #CeroTrata reiteramos nuestro compromiso para coadyuvar en  construir una sociedad que posea condiciones reales de ejercicio de derechos humanos que nos permita decir frente a la trata #NoCaeré

Leer más

Observária Juventudes, Espacio público y DDHH. No.4

by admin

07 10, 2020 Juventud y participación

Observária No.4

Identidades políticas juveniles: la resistencia de América Latina y su transformación en tiempos de #COVID19

Al proponer esta revista tuvimos claridad sobre distintos elementos:

• Enfocada a divulgar temas acerca de derechos humanos, juventudes y espacio público.

• Construir este espacio junto a personas que se adscriban en organismos de la sociedad civil, en México y otras regiones de Latinoamérica.

• Mirada reflexiva sobre los contenidos que incluye con perspectivas (de género, derechos humanos, juventudes, interculturalidad).

• Posicionar una reflexión analítica en torno a problemas comunes, para abonar a la construcción y evaluación de políticas públicas.

• Y, por último, ofrecer un espacio para visibilizar el protagonismo de la sociedad civil, los temas que impulsa y la información que genera.

Cada número de la revista plantea un objetivo y líneas temáticas, divididas en 3 secciones, opinión, investigación y en acción.

Lee completa la revista no.4 de Observária

Leer más

Informe sobre Trata de Personas: Modalidades de Enganche en los Estados de SLP, Zacatecas y Tamaulipas

by admin

07 09, 2020 Informes

Descargar Informe

Informe sobre Trata de Personas: Modalidades de Enganche en los Estados de San Luis Potosí, Zacatecas y Tamaulipas

La trata de personas ha crecido de forma exponencial en nuestro país. México se ha propuesto, desde el 2003 que ratifico El Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, especialmente de mujeres, niñas y niños, conocido como Protocolo de Palermo, realizar acciones para prevenir, sancionar y erradicar dicho delito. Las acciones han ido desde la formulación de leyes hasta políticas públicas de largo aliento, sin embargo, es uno de los delitos que siguen ocurriendo en este país. El objetivo del informe es presentar una investigación documental y etnográfica sobre el fenómeno de trata de personas y sus modalidades de enganche para someter a personas jóvenes a explotación sexual y trabajos forzados.

Leer completo el informe: aquí

Leer más

Protocolo de atención para casos que se presenten a través del uso de SINDEA

by admin

06 26, 2020 Programas y proyectos

Slider-protocolo

.

Protocolo

.

Protocolo de atención para casos que se presenten a través del uso de SINDEA

Las detenciones arbitrarias son una práctica de las instituciones del Estado —policías municipales, estatales o federales, corporaciones militares, entre otras— que violenta los derechos humanos de las personas jóvenes en el espacio público de manera sistemática, es decir, en distintos niveles de la vida de las personas jóvenes. Las juventudes son un grupo en situación de vulnerabilidad frente a este tipo de prácticas policiales debido a la dinámica de criminalización1 de la identidad juvenil y a su uso del espacio público, este mantiene una estrecha relación con la construcción de identidad, pues es el lugar común en el que las personas jóvenes se reúnen, socializan, conviven, comparten y se encuentran con sus pares, generando sentido de pertenencia y apropiación (Educación y Ciudadanía A.C., 2017).

1 Es juzgar y señalar como “problemáticas” a las personas jóvenes, señalando aquellas prácticas juveniles que rompen con la dinámica de control ejercido por la figura adulta y que se manifiesta en el actuar de las instituciones, tales como aquellas de interés público.

Leer más

Los Derechos Humanos NO están en cuarentena

by admin

06 08, 2020 Boletines de prensa

Los Derechos Humanos NO están en cuarentena

8 de junio, 2020

Desde marzo las organizaciones que firmamos este comunicado, a través de diversos pronunciamientos declaramos que atender un problema sanitario con medidas de seguridad pública, más que una alternativa, era un riesgo para la sociedad y los derechos humanos. Señalamos que la intervención de los cuerpos de seguridad pública o la Guardia Nacional en la contingencia sanitaria suponía un problema porque carecen de capacitación para la proximidad social o para desplegar estrategias de prevención ante el Covid-19.

[...]

Observatorio Nacional sobre Detenciones Arbitrarias (ONDA)

Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario A.C. (IMDEC)

Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (CEPAD)

#SinDetencionesArbitrarias

#JusticiaParaGiovanni       #JusticiaParaOliverLopez

Pronunciamiento

Leer más